Llega el domingo, y con él, ese momento tan apreciado: “la hora del vermut”. Y lo que me gusta más todavía es ponerme a pasear sin rumbo fijo, sin saber muy bien por donde voy y descubrir sitios nuevos, como nos ha pasado hoy con Casa Fausto“, previo paseo por El Coll, un barrio hasta ahora desconocido para mí.
Este domingo tenía todas las cosas que tiene un buen domingo para que te apetezca más todavía disfrutar del vermut:
  • Sol

  • Las cosas de casa hechas

  • Tortolitos madrugadores sin mucho más que hacer

  • Ninguna prisa. Nadie nos esperaba para comer

Así que atendiendo a dos cosas que me encantan: pasear sin rumbo y descubrir sitios nuevos para tomar el vermut, nos hemos aventurado sin idea fija esta mañana al salir de casa.

La verdad es que la improvisación se nos ha dado bien. Hemos ido a parar a Casa Fausto, después de un intenso paseo por El Coll (intenso por las cuestitas que tiene el barrio…).

El descubrimiento para tomar el vermut, muy bueno. Hemos pedido una caña y un vermut y nos han sacado para picar dos variedades de olivas (las negras estaban increíbles) y unas almendras. Nos hemos venido arriba y hemos pedido un pintxo de tortilla. Y para rematar, una segunda ronda donde nos han rellenado las almendras (así que me he puesto fina porque mi marido es alérgico a los frutos secos, en especial las almendras).

La tortilla para mi gusto bastante seca, pero el pan con tomate estaba buenísimo.

Las dos rondas de bebidas con el pintxo de tortilla nos ha costado 12,85€.

Después del aperitivo, podéis daros un paseo por el Parque de la Creueta del Coll para bajar la tortilla o el vermut, según cuántos os hayáis tomado…

El parque es conocido porque en verano el gran estanque que tiene se convierte en piscina pública. Arriba del todo del parque hay una zona para hacer picnic con mesas, bancos y una fuente.

Y para los perezosos y/o a los que os guste el vermut pero no el paseo podéis ir en metro hasta la parada de El Coll-La Teixonera, L5, línea azul.

¡A disfrutar del vermut, domingueros!

Si conocéis sitios en Barcelona para tomar el vermut compartidlos…. ¡compartido sabe mejor!