Un baño de un sitio público es algo que puede decir mucho del lugar.

Hace unas semanas estuve en un bar musical de Sevilla que podemos decir que era pijo; el Gintonic valía 7€, eso sí, lo ponían con pepino, como el del actor de “House”…

El bar muy mono, gente guapa (si te gusta el estilo repeinado) y ahí llegó el momento terrible: ganas de ir al lavabo….¿A ver qué me encuentro?

Amigos míos, la sorpresa no fue grata precisamente. No hay más que ver la foto. El bar Rockefeller (https://es.foursquare.com/v/rockefeller/4e7d2642d22d6329fbdd0398) se ha superado gracias a su lavabo…

Nadie dijo que escribir sobre WCs iba a ser tarea fácil. Espero postearos baños dignos de visitarse, pero no es el caso de este primer post de la sección.

Espero que los hosteleros se pongan las pilas porque en este baño lo mejor que te podía pasar era que no hubiese papel. Mientras tanto, ¡mirar bien por donde pisais!