Para empezar la semana os propongo una receta fácil de Tarta de Calabaza.

Hace un tiempo me regalaron un libro de recetas con verduras y tiene cosas muy interesantes como esta tarta. He variado algunas cosas porque, por ejemplo, dice que hay que echar 1 cucharadita de nuez moscada, y los que leéis el blog ya sabéis que mi novio es alérgico a los frutos secos, con lo que no puedo usar nuez moscada y lo cambio por canela, pero esto va por gustos.

Ingredientes:

– Masa brisa (en la receta ponía como hacerla pero yo para ir más rápida la compro hecha)

– 500 gr de calabaza pelada y cortada en trozos

– 2 huevos ligeraente batidos

– 250 gr de azúcar moreno y un poco de azúcar lustre

– 1 cucharadita de canela molida (yo le hecho 2 porque no le hecho nuez moscada, la receta original dice 1 de cada)

– 1 cucharadita de sal

– 250 ml de leche (yo la uso sin lactosa)

– 60 gr de mantequilla fundida

– 1 cucharada de harina de maíz (yo no tenía y eché de la normal)

Preparación:

– Poner la calabaza en una fuente grande para gratinar y hacerla en el horno hasta que esté muy blanda.

– Pasar la calabaza por un colador para que escurra.

– Aumentar la temperatura del horno a 230ºC

– Mezclar la calabaza, los huevos, el azúcar, las especias, la sal, la leche, la mantequilla y la harina en un recipiente. Usar la varilla para mezclar bien.

– Rellenar con la preparación el fondo de tarta crudo (la masa brisa que previamente la hemos extendido en el molde) y hornear durante 10 minutos.

– Bajar la temperatura del horno a 180ºC y cocerlo durante 20 minutos más hasta que el relleno esté hecho.

– Dejar enfriar y espolvorear azúcar lustre por encima.

PostTartaCalabaza

De verdad, está buenísima y es una alternativa de postre más sana que una tarta de pastelería o de chocolate.

Si la probáis espero vuestros comentarios y experiencias.

¡Feliz y dulce lunes!