Este es un post atípico en mi blog pero necesitaba escribirlo para que el máximo de gente posible se entere de cómo son en el DIR Club Hispà y de las malas condiciones en el gimnasio.

Empezaré primero por la mala gestión.

En Marzo tenía que renovar mi tarifa, que es una tarifa de 9 meses y en Febrero fui a hablar con ellos porque estaba embarazada de algo más de 4 meses y obviamente sabía que iba a haber al menos 3 meses que no podría ir al gimnasio. Me atendió una chica muy simpática, le expliqué que durante unos meses no podría ir debido al embarazo y que había escuchado que llevando un informe del médico que te daban de baja provisional o que hacían algo con la cuota esos meses. La chica me dijo que sí, que sin problemas, vio que estaba embarazada, de hecho, muy simpática, como os decía, me felicitó y todo y me dijo que no me preocupase.

Ingenua de mí, le creí, no me dieron nada por escrito y, como siempre, esta gente me la ha vuelto a jugar. Hace un mes fui para decirles que tendría que dejar de ir en breve por mi avanzado estado del embarazo y quería saber qué era lo que necesitaban para gestionar mi baja temporal tal y como me había explicado la chica unos meses antes, y ¿cuál fue mi sorpresa? Que me dicen que mi tarifa no permite bajas médicas….¿Qué? Imaginaros mi cara: una mezcla de cabreo y de sentirme idiota y engañada.

Tuve la suerte o la desgracia de que me atendiera el director del centro, un tal Manel, por lo que estoy viendo nada resolutivo (que en la posición que tiene debería ser habilidad indispensable). Le miré muy seria y le dije “estoy embarazada, y cuando me tocaba renovar tarifa ya lo estaba y por eso vine a preguntar y la respuesta de la chica que me atendió fue que no habría ningún problema, tú crees que soy gilipollas y que estando embarazada pagaría una tarifa de 9 meses si no me vais a tramitar una baja médica provisional”. Me dijo, con un tono muy poco convincente y como haciéndome un grandísimo favor que parece que le tendría que agradecer toda la vida, que le llevase un informe médico y que intentaría tramitarlo.

Incompetencia y falta de empatía

Bien, puestos en contexto, os diré que el lunes 4 de julio entregué el informe de mi ginecóloga diciendo que debía dejar de ir al gimnasio por mi avanzado estado de gestación y la respuesta del supuestamente resolutivo Director del centro vuelve a ser la misma, bueno peor, más negativa y menos convincente, como si no se acordase de lo que habíamos hablado me dice: “Tu tarifa no permite bajas médicas, no te pudimos decir eso. Enviaré el informe a la central pero no sé qué pasará”. Para empezar me trataba de mentirosa, cosa por la que no paso porque JAMÁS hubiese renovado una tarifa de 9 meses sabiendo que mínimo 3 meses no iba a poder ir. Por otro lado su falta de empatía y resolución con los clientes me dejaba alucinada, era el Director del centro. ¿Qué pasa en este país con la atención al cliente, la satisfacción del mismo?

El tal Manel, director del centro, vuelve a decirme, tras mi insistencia en que quería una respuesta lo antes posible (ya que voy a dar a luz en breve, y como comprenderéis, no estaré para chorradas como esta sino que estaré a cosas más importantes), en que si la respuesta la quiero ya es un NO, es fácil, no se puede, mi tarifa no lo permite. Así que lo único que me queda es resignarme a esperar una respuesta que no sé si jamás llegará y que además no queda constancia en ningún sitio de lo que hemos estado hablando.

Impotencia, falta de profesionalidad y de respuesta

Ha pasado una semana y media y nadie me dice nada. Y además con la rotación de personal que tienen estos gimnasios a saber si dentro de unas semanas ni tan siquiera está la persona que me atendió y entonces qué ¿tendré que empezar con todo de nuevo?… ¡Indignación e impotencia!

Me trataron de mentirosa. Ahora estoy a punto de dar a luz, no tienen nada de empatía y yo tengo cosas más importantes por las que preocuparme y no me dan una solución.

Los vestuarios de las chicas se caen a cachos

Esto en cuanto al trato a los clientes, pero no quisiera dejar de hablar de las pésimas condiciones del gimnasio. Los vestuarios, al menos los de chicas, dan vergüenza ajena, incluso pone en duda la salubridad del sitio, no porque las personas de la limpieza no limpien sino por el estado de las instalaciones. Las baldosas de las duchas se caen a cachos (añado peligrosidad), las tuberías están por fuera en un estado lamentable y algunas gotean cuando enciendes las duchas. Cuando no sale de alguno de los agujeros una cucaracha enorme y dejas la ducha a medias para irte de allí lo antes posible.

Eso sí, a los gimnasios Dir les encanta alardear de los gimnasios de yoga tan chulos e increíbles que están abriendo. Y es verdad, yo he estado en el Yogaone de Tuset y tiene unas instalaciones envidiables y da gusto ir allí. Lo que digo es que si tienes una cadena de gimnasios no puedes dedicarle miles de euros a un gimnasio nuevo porque el yoga está de moda o por la zona del gimnasio y tener otros gimnasios que se estén cayendo a cachos, porque todos los usuarios de los gimnasios pagamos, no solo los que van a los bonitos y molones de la zona alta de Barcelona.

Instalaciones muy antiguas y condiciones dudosas de salubridad en las duchas

A raíz de estas malas condiciones en las instalaciones puse una queja, queja de la que tampoco te dan copia por lo que si ellos quieren no queda constancia en ningún sitio… Estuve lenta y se me pasó sacarle una foto, ¡lástima, ahora no tengo nada! Y claro, me pueden tratar de mentirosa otra vez, como no me han dado copia, pueden decir, “no has puesto ninguna queja”. En fin…en la queja hay una casilla muy mona en la que puedes elegir que quieres una respuesta a tu queja, yo la marqué, y ¿os imagináis qué ha pasado? Efectivamente, no he tenido respuesta. Y de esto hace ya más de mes y medio.

En definitiva, es vergonzoso como tratan a las personas en el Dir Club Hispà y cómo tienen las instalaciones. No voy a hablar de la piscina porque me extendería mucho, solo un pequeño apunte, a veces me hace dudar si meterme o no porque el mantenimiento de la misma no se cuando se hizo la última vez, se ve vieja y a veces huele raro.

Espero que esto sirva al menos para reflexión de las personas que se sientan aludidas y las personas con responsabilidad de esta cadena de gimnasios y mejore algo. Y si a mí me diesen una solución a mi problema ya sería la leche.

En fin, si estáis en duda entre apuntaros al Dir Club Hispà o a otro gimnasio, pensarlo bien…

*Apunte: este gimnasio se abrió en 1999 y, francamente, tengo mis dudas de si han hecho alguna mejora desde entonces, a parte de quitar la pista de basquet que tenían, que a eso le llamaron “hacemos reformas”. Había cosas más importantes que reformar.