Ahora que ya está aquí el otoño (aunque en Barcelona no lo parezca por los veintipico grados que estamos teniendo), los días son más cortos y a las 18:00 ya es de noche, los domingos apetece más hacer un plan de tarde panadero-repostero.

Os deleito con mi receta de pan integral casero que he hecho a raíz de coger diferentes recetas de Internet y quedarme al final con mi propia versión. Se consigue un pan integral tipo molde, pero más compacto, con una corteza crujiente y una miga de pan abundante.

Os sorprenderá lo fácil que es de hacer. Para hacerlo yo me compré unos moldes de silicona alargados, que bien podrían utilizarse también para hacer bizcochos. Aquí va la receta:

Ingredientes (para 1 barra de molde):

  • 175gr de agua
  • 10gr de azúcar
  • 20gr de levadura de panadería (yo compró levadura fresca en el supermercado consum, vienen dos pastillitas, de 20gr cada una y no suele valer más de 1€)
  • 300gr de harina integral
  • 5gr de sal
  • 10gr de aceite de oliva

En varias recetas que encontré ponía que se necesitaba mantequilla para engrasar el molde, yo no uso porque en mi molde no se pega.

Preparación:

  1. Calentar el agua para entibiarla y en un bol grande la mezcláis con el azúcar y el aceite. Que todo quede bien integrado.
  2. Incorporad la levadura y mezclarla bien hasta que se disuelva.
  3. Agregad la mitad de la harina, amasad con una cuchara de palo y luego con las manos.
  4. Añadid el resto de la harina y la sal y continuad amasando hasta que adquiera una textura homogénea y no se pegue a las manos. Si se os pega echadle un poquito más de harina. Yo a veces le hecho unos copos de avena o unos sésamos, sería el momento de echarlos si queréis añadir algo más al pan. No tengo la medida porque lo suelo echar a ojo.
  5. Dejad que la masa doble su tamaño tapada con un trapo limpio. Suele tardar unos 30 minutos.
  6. Haced una forma alargada con la masa e introducirla en el molde. Empujarla para que se adapte a todos los rincones.
  7. Dejad que la masa vuelva a crecer hasta el doble de su volumen, unos 30 minutos más, en un espacio libre de corrientes. Yo la tapo otra vez con el trapo.
  8. Podéis ir precalentando el horno a 200º.
  9. Cuando la masa haya doblado su volumen, hornead el pan de 25 a 40 minutos, dependerá del horno. Yo en 25-30 minutos lo suelo sacar y está a mi gusto.
  10. Cuando lo veáis bien, sacad el pan, desmoldarlo sobre una rejilla y dejarlo enfriar.

Y mirad que pinta…

Yo suelo aprovechar y preparo dos panes para hacer a la vez. Como veis no es complicado. Lleva bastante tiempo por el tiempo que hay que esperar a que la masa crezca, pero nada más, la masa se hace rápido.

En varias recetas que vi recomendaban hacer el pan con 200gr de harina de fuerza y 100gr de harina integral, yo siempre lo he hecho con todo harina integral y queda muy bueno, solo que no sube mucho el pan. He comprado harina de fuerza para probar a hacerlo de esa manera también.

Lo que sí os puedo decir es que de esta manera queda un pan muy bueno y os puede durar una semana si lo tapáis y guardáis bien.

Todo el que ha probado éste pan ha quedado encantado, así que ya sabéis, a ver si os pillan con las manos en la masa y les deleitáis con un pan integral casero.

¡Feliz domingo y feliz amasado!