Por si no le dicho todavía, soy una adicta a la música, no podría vivir sin ella, la escuchaba ¡incluso para estudiar!

Pero lo que nos atañe hoy aquí es la combinación de música+gadget+piscina. Dado que se acercan las navidades (el sábado fuimos a comprar a una tienda y ya nos dieron una bolsa que ponía ¡feliz navidad!, alucine) os voy a hablar de esta combinación perfecta, para mí, y una buena y original opción para regalar para los aficionados a los deportes de agua y apasionados por la música.

Hace ya un par de navidades me regalaron un mp3 para el agua, ¡vendita tecnología! Os aseguro que es una sensación increíble sumergirte en la piscina y escuchar tu música favorita.

Eso sí, el primer día iba un poco acongojadilla, no os voy a engañar, para verme… Aunque te digan que ese aparatito se puede meter en el agua a mí me daba respeto. Yo pensaba: “electrónica y agua….mmmmm…no son muy compatibles”. El mp3 en cuestión lo tenía enganchado a las gafas, así que me metí en la piscina con la cabeza fuera, si me hubieseis visto… Entonces conté hasta 3 y metí la cabeza… ¡escuchaba música debajo del agua!

Es muy recomendable probarlo y un gran regalo para amantes de la música y el agua.

¡Felices compras, consumidores!