Con este post me gustaría hacer un llamamiento y una reivindicación por la gente que tiene alergias culinarias, pero en concreto, porque lo vivo de cerca, la alergia a los frutos secos.

Los que ya habéis leído mis posts sabréis que mi novio es alégico a estos alimentos. Pues bien, yo pensaba, y lo triste es que muchos camareros también (¡dios, la atención al cliente no es lo que era!), que los frutos secos eran fáciles de detectar en la cocina, es decir, que si en el plato no ponía “pollo con almendras“, no llevaba. Pero eso no es así, queridos amigos, es más complicado que todo eso…

Foto de Pinterest

Hay harina de almendras, salsas hechas con algún fruto seco, lasañas con nuez moscada, incluso hay en locales que la “picada” (como llaman en Cataluña al sofrito) lo hacen con estos productos.

Así que creo que hay que ser más conscientes de que no sólo contiene frutos secos el plato que explícitamente lo dice.

¡CONCIENCIA, por dios! Hagámoslo por toda las personas que sufren alguna de estas alergias, que es un tema delicado.

Me gustaría lanzar una pregunta a los entendidos de la cocina ¿se pueden sustituir los frutos secos con otra especie o semilla?

Ahí queda eso, ¡feliz digestión!