Los que leéis el blog ya sabéis que soy una gran fan de la comida. Y como gran aficionada a viajar que también soy me gusta probar platos típicos de las ciudades que visito.

En Noviembre del año pasado estuve en Sevilla y probé el Salmorejo, (ya se que es más de Córdoba que de Sevilla, pero yo lo comí allí) ¡¡dióssssss, que cosa más buena!! La verdad es que me encantó y desde que estamos en verano estoy pensando: “tengo que hacer salmorejo un día”, “no puede ser muy difícil”. Pues queridos amigos, ese día llegó, y efectivamente es muy fácil de hacer.

Encontré varias recetas en internet y mezcle un par o tres de ellas, así que por eso no pongo de donde la saqué porque es una mezcla de varias.

Ingredientes:
– 1kg de tomates maduros
– 200 gr de pan del día anterior (mejor si es Mollete. En el supermercado Día lo venden)
– 150 ml de aceite de oliva virgen
– Sal al gusto
– Para acompañar: huevo cocido y jamón serrano

Primero cocí un minuto los tomates, después de haberlos cortado un poquito para poderlos pelar con más facilidad.

Cuando se enfriaron y los pelé los eché encima del pan que ya había desmigajado. Lo dejé empapar un poco y después eché la sal y el aceite. Bates todo hasta que quede un puré homogéneo y después lo cuelas para que quede fino.

Lo dejas enfriar y cuando lo sirves le echas huevo duro en láminas y jamón serrano (todo esto al gusto claro).

¡Ya está listo! ¿No me digáis que no es fácil? Pues ala, todo el mundo a cocinar un salmorejo fresquito para cenar.

¡Buen provecho!