Habitantes del barrio de Nou Barris (y alrededores) en Barcelona, estáis de suerte. A principios de año abrieron un bar que se llama “La Cholita”. Sitio que descubrí gracias a la Gastroquedada con los amigos de Onfan.

La idea del encuentro era probar algunos de los exitosos platos de La Cholita, y tengo que decir que la expectativa generada se superó con creces.

Es un bar regentado por unos chicos del barrio que decidieron llevar su sueño acabo. ¿Hay algo más bonito que poder llevar tu sueño a cabo?

Pero centrémonos en lo que importa, el lugar. El sitio es súper cuco,  eso sí, no hay mucho espacio, así que si quieres ir a comer o cenar algo, mejor llama a ver cómo está la cosa. No reservan pero te tienen en cuenta para cuando se libra una mesa.  Otro buen consejo es ir a una hora prudente, pero están teniendo tanto éxito que puede que aún y todo tengas que esperar.

Cocina innovadora para unas tapas de rechupete

Al frente de la cocina de este peculiar establecimiento está Alberto Torres, chef que sin duda innova buscando sorprender a los comensales, y puedo decir, que lo consigue.

El trato fue buenísimo. Ellos dicen caracterizarse por el trato con el cliente, quieren que sea un hecho diferenciador, sin duda lo fue.

Vamos al lío: la comida. Los chicos de La Cholita nos sacaron 7 platos para probar. Os ilustro a continuación con imágenes.

Marinera Murciana
Marinera Murciana
Huevo ecológico
Huevo ecológico
Berenjenas
Berenjena glaseada con queso montenebro
Guacamole con fresas y chips de won ton
Guacamole con fresas y chips de won ton
Hamburguesa Blanco y Negro
Hamburguesa B&N (butifarra ibérica y morcilla)
Panceta con boniato
Panceta con boniato
Taco de ají de pollo
Tacos de ají de pollo

Un lugar para repetir. Necesitamos más Cholitas en todos los barrios de Barcelona.

Todos los platos tienen algo que sorprende. En cuanto a precio, son raciones que oscilan entre los 5€-15€. Lo más caro que tenían en carta era el sashimi de atún rojo y el secreto ibérico a 15€.

En definitiva, para comerte una tapas y compartir unas raciones en un lugar bonito, con comida de calidad y elaborada sin tener que irte al centro, es una buenísima opción. Os recomiendo que lo probéis.

¡Espero comentarios sobre vuestra experiencia en La Cholita!