En medio de tanta penumbrita que nos vende el Gobierno, los medios, las empresas, los jefes…porque no hacer una reflexión de las pequeñas cosas que nos hacen sonreir cada día y de las grandes cosas que nos han ido bien en 2012.

Yo voto por esta actitud más que por la que veo en los telediarios.

Cosas sencillas son con las que me quedo del 2012: compartir tiempo con mi novio/amigos/familia, ver a los hijos de mis amigos y mi sobrino como crecen, saber que disfruto de una ciudad increíble, los viajecitos a donosti, el viaje a nueva york, escribir esta aventura que es el blog, pasear bajo el sol un día de invierno, la fiesta de mis 30, etc. Y una de las cosas más sencillas y que me hacen levantarme con energía y una sonrisa cada mañana son los amaneceres que veo desde nuestro nuevo piso (cosa que también es para añadir en la lista de cosas buenas del 2012).

Así que solo quería hacer esta pequeña reflexión antes de la gran comilona y las uvas del 31/12. Y decir que pensemos desde el primer día del 2013 en estas cosas y dejemos de escuchar tanto a los políticos. Más música y menos verborrea.

Os dejo una pequeña muestra de mis maravillosos amaneceres (así no podéis decir que soy una exagerada, :) ).

Amaneceres

Disfrutar esta noche con quién vosotros queráis, sonreir y ser felices con las pequeñas cosas. ¡FELIZ 2013!