Literal, no es que quiera hacer un paralelismo con la película “Expreso de Medianoche”, es que hablo del tren BCN-San Sebastián. Lo venden (y te lo cobran) como tren de alta velocidad (expres, jajaja) y hasta Zaragoza lo es, pero a partir de ahí…

5h 30min que tarda el trenecito en el trayecto BCN-SS. Así que sales a las 7:35 y llegas a las 13:00, medio día :)

La verdad es que los viajes en tren no me disgustan, es más, me gusta mirar por la ventana el paisaje mientras escucho música, pero 5h30min se hacen muy pesadas incluso para el que le gusta el tren!!! Y más cuando te ponen películas que no te gustan, ni a ti ni a la mitad del tren… Y no voy a entrar en los fantásticos documentales porque no tengo líneas suficientes para hablar de ellos.

Foto de Corinne Snow, Pinterest

Pero a favor del tren tengo que decir que es muy cómodo hoy en día y me resulta nostálgico. Recuerdo un viaje que hice con mi madre y mi hermana SS-Galicia. ¡No me quiero ni imaginas las horas que tardamos porque ya ni me acuerdo! Eran trenes con aquellas cabinas que ibas por el pasillito mirando por las puertas correderas de cristal y pensabas “uyyyy….que no sea esta la mía”, “¿cuál será nuestro sitio?” o “ufff, no, no, aquí no!!!!” y al final llegabas a tu sitio, junto con otros, 5 creo que eran, desconocidos, ahí, cara a cara, unos enfrente de otros. Por si no era incómodo ir encerrados, encima cara a cara, jajaja ¡qué romántico!

Pero tengo que decir que este viaje me fue bien que fuese así, practiqué inglés porque iban 2 chicos australianos surfistas. Se me pasó rápido el trayecto y me lo pasé bien. Yo con mi inglés macarrónico que tenía por aquel entonces (debía tener unos 12 años) me lancé a hablar con ellos. Si es que cuando una es habladora, lo es desde pequeñita, y ¡hace lo que sea para hablar, aunque sea en inglés!

¡Buen miércoles y procuraré no comer lengua en salsa!