El plan dominguero de hoy nos ha llevado a hacer un “remember neoyorquino”, nos hemos metido un Brunch entre pecho y espalda.

Googleando he visto que varios sitios en Barcelona ya lo hacen y el sitio que hemos elegido ha sido Picnic Restaurant.

El sitio estaba a reventar (si vais en domingo mejor reservar). Era un ambiente animado, música muy ochentera tipo Grease, la cocina a la vista y los platos del Brunch muy al estilo de los que comimos en New York. La comida estaba muy buena. Hemos pedido unos Huevos Benedict con salmón espinacas y patatas, una hamburguesa (la carne estaba increíble) y de postre (¡que no falte!) tarta de zanahoria casera, muy suave y rica.

Dicho esto, que como veréis me ha gustado, me permitiréis hacer también una crítica constructiva. Las comparaciones son odiosas, lo sé, pero tengo que hacerlo. Desde mi humilde opinión queda un pelín alejado del concepto de Brunch de New York. Me explico, en NY por Brunch entienden un plato como el que hemos pedido, acompañado (incluido en el precio) por un zumo natural y café o té. Yo como tenía interiorizado este concepto de Brunch, me he quedado un poquillo chafada porque la bebida y el café iban a parte.

Conclusión, acaba saliendo un poquillo caro porque nos ha costado 35€ con los 2 platos mencionados, el postre, 1 caña y 1 clara. En NY por $15 tenías el plato, el zumo y el café. Cambia un poquito la cosa, ¿no?

No obstante, el sitio está muy bien, y como os decía, estaba muy bueno todo. Además, aceptan la tarjeta ticket restaurant (alguna de las cosas buenas de trabajar en una empresa grande).

Si conocéis más sitios de Brunch por Barcelona que merezcan la pena, compartirlo, no os lo quedéis todo para vosotros :)

¡Buen provecho queridos adictos a la gastronomía!