Hoy el post va de cambiar la rutina de los bares de pintxos típicos por uno alternativo. Es diferente la decoración, la música que ponen y los pintxos que sirven. No es otro bar que A Fuego Negro.

AFuegoNegroComposicionLa decoración es en rojo y negro, todo muy tenue, parece más un bar de copas que uno de pintxos. ¡La tortilla de patatas emula un vinilo en un plato de pinchar! La música acompaña a esta sensación porque también es más música de ambiente de cubateo, pero no, sirven pintxos, y muy buenos por cierto.

Os tengo que decir, que también es cierto que es más caro que otros bares donde te encuentras txaka, croquetas y pimientos rellenos, pero merece la pena de vez en cuando salir de la rutina, de nuestra zona de confort, jajaja.

Aquí un picoteo típico son las aceitunas con vermú. La presentación, espectacular, en una huevera de huevos de codorniz, yo me quedé en shock cuando lo vi, imaginaros el tamaño de las aceitunas!!!!!

Así que ya sabéis, si sois atrevidos y os gusta cambiar sin importaros dejaros un poco más de dinero por una vez, merece la pena.

¡Qué aproveche! o como se dice en Donosti, On egin!