Os dije que esperaba poder hablaros de baños dignos de visitarse, pues aquí va uno del centro de Barcelona, más concretamente del local Alsur Café, en el Borne. Estuve el fin de semana pasado tomando algo en su terracita, y cuando llegó el momento (ya sabéis, uy, me meo) allá que me fui, a ver que me encontraba en ese pequeño mundo de los lavabos ajenos.

¿Cuál fue mi sorpresa? El baño era, cuando menos, diferente. La luz estaba super bajita, con música, en plan chill out…para concentrarse o algo, jajaja. Y justo delante de la taza había una tele. Sí, queridos lectores, ¡una tele! lo que pasa es que no puedo deciros que tipo de programación tienes la suerte de ver mientras haces tus necesidades, o lo que sea que vayas a hacer, porque estaba apagada. Pero os pongo la prueba de que había una para que no me toméis por chiflada.

El grifo, de lo más curioso también. Tocabas el circulito ese del centro del grifo y salía el agua en plan cascada, muy mono.

En cuanto al local, tomé una caiphirina que no estaba mal y costaba 3,5€. La comida tenía muy buena pinta, pero me porte bien y no pequé. Además, justo al lado de Alsur Café tienen Alsur Deli, un sitio muy cuco donde puedes llevarte todo tipo de delicatessen super calóricos y a la vez super ricos. De momento también me he portado bien y no he probado nada de allí, pero no creo que me resista por mucho tiempo. Si alguien los prueba que comente, ¡please!