Como veréis en Nueva York hay muchas experiencias culinarias de las que disfrutar, y como no podía ser menos, una servidora tenía que probarlas.

Hoy toca hablar de los Bagels. Un invento muy bueno (y más si eres panera como yo) que lo puedes rellenar de salado o dulce y que allí lo consumen mucho para desayunar/almorzar, aunque lo puedes comer a cualquier hora (como casi toda la comida en NY).

 

El lugar elegido para tomar unos bagels tranquilamente fue en Tompkins Bagels, en el barrio East Village. Un sitio muy mono, con opción de comer allí en una mesa grande de madera muy bonita donde compartes mesa con otros clientes. Tenían libros y juegos por si vas con niños para que se entretengan.

En estos sitios tienen bagels de todas las variedades: de huevo, de cebolla, de sésamos… Y después todo tipo de variedades para rellenar.

Nosotros elegimos un bagel relleno de ensalada de huevo, tomate y lechuga y el otro de ensalada de pollo con tomate y lechuga también. Pedimos una botella de agua porque no nos dimos cuenta hasta más tarde, que como la mayoría de los sitios que fuimos, el agua era gratis. Pero nos fue bien porque también queríamos llevar la botella para después.  Nos costó $13 (al cambio cuando nosotros fuimos eran unos 10€).

TomkinsBagelsPeque2

Os tengo que decir que no sé como llenan los bagels pero los ponen a reventar y te quedas bien servido. Yo pensaba, ufff…solo con ese bollito no como, ¡sí, ya! cuando acabé de comérmelo estaba a reventar, así que si es un sitio que no escatiman en rellenarlo, sales más que bien.

A partir de las 14:00 el café y el té eran gratis, y siguiendo con la filosofía de ellos, te podías servir tantas veces como quisieses. Nosotros nos servimos café, poco recomendable. Si te decides por el café porque eres un incondicional de esta “droga”, no le eches leche, es peor el remedio que la enfermedad. Os lo digo con causa de conocimiento. Menos mal que son gratis y me serví uno solo porque él con leche no había quien se lo bebiese.

Los bagels estaban muy buenos, y el agua gratis. Así que si os decidís a ir y vais como nosotros, después de las 14:00, optar por el té.

¡Buen provecho, pequeños glotones!